Inicio / TIGE / Personal / Profesorado / Hernández García, Ángel / Publicaciones / Publications / Sectores de la nueva economía 20+20. Economía Digital.

Sectores de la nueva economía 20+20. Economía Digital.

El fuerte avance de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) ha provocado profundos cambios económicos, sociales y culturales en las últimas décadas (Cohen, De Long y Zysman, 2000). La gran velocidad con la que se ha producido este cambio ha quedado reflejada en cifras, como el avance de Internet que, desde 1969, fecha de su nacimiento, hasta la actualidad, se ha extendido a más del 25% de la población mundial, con más de 1.700 millones de usuarios en todo el mundo, siendo especialmente significativos los casos de Europa y Estados Unidos, con penetraciones del 52% y 74,2%, respectivamente (Internet World Stats, 2009). Es igualmente significativo el fuerte crecimiento experimentado por los ordenadores personales que, desde 1977, año en el que vio la luz el primero de ellos, se estima que alcanzaron los 1.000 millones en el 2008, y se hacen predicciones de que se doblará dicha cifra en torno al año 2014 (Gartner, 2008).
El trabajo, el ocio, el transporte o, incluso, las relaciones personales se encuentran en un proceso de cambio permanente debido a la profunda influencia que estas tecnologías han tenido sobre la sociedad. Tanto es así que en la nueva realidad, a la que el conocimiento y la tecnología trasladan al ser humano, existen nuevas concepciones del tiempo o del espacio (Castells, 2005).
Desde el punto de vista económico, se han producido cambios en la estructura mundial que han desembocado en una nueva economía. Por una parte, las nuevas tecnologías han transformado la economía tradicional, dando lugar a una compleja estructura interconectada de forma global, en la que el desarrollo de las comunicaciones ha jugado un papel fundamental. Adicionalmente, la incorporación de la tecnología en el proceso productivo ha transformado elementos tales como la localización, el tamaño, las estructuras o las relaciones entre las empresas (Brynjolfsson y Kahln, 2000). Por otra parte, las nuevas tecnologías dan lugar a un nuevo mercado de enormes dimensiones, formado por todos aquellos bienes y servicios que dependen de forma crítica de las tecnologías digitales o lo son en sí mismas, lo cual constituye la base de la economía digital (Kling y Lamb, 1999).
Con todo ello, el presente informe se encarga, en primer lugar, de identificar en qué consiste la economía digital y cuáles son sus principales componentes. En el siguiente apartado se intenta medir la importancia de este sector, a través de los datos más significativos, que reflejan el crecimiento que dicho sector de la economía ha sufrido en los últimos años, y la importancia relativa del mismo respecto al resto de los sectores. A continuación se presenta una caracterización de los perfiles de empresa que constituyen la economía digital y se busca plantear, después, un modelo de variables significativas que nos permita medir de forma adecuada el sector.