Inicio / Noticias / La Fundación Orange presenta el Informe eEspaña 2009 en el que ha participado TIGE

La Fundación Orange presenta el Informe eEspaña 2009 en el que ha participado TIGE

La Fundación Orange presenta el Informe eEspaña 2009 en el que ha participado TIGE

El pasado 6 de julio tuvo lugar la presentación del Informe eEspaña 2009 de la Fundación Orange en cuya elaboración ha participado el Grupo TIGE

España mantiene su posición en el ranking europeo que mide el desarrollo de la Sociedad de la Información, a pesar de los efectos de la situación económica, y logra avanzar en la convergencia tecnológica con la media de la Unión Europea. Ésta es una de las principales conclusiones que arroja el Informe anual sobre el desarrollo de la Sociedad de la Información eEspaña 2009, elaborado por la Fundación Orange, y presentado el pasado 6 de julio en un acto presidido por Esperanza Aguirre y Vicente Álvarez Areces, presidentes de los gobiernos autonómicos de Madrid y Asturias, respectivamente. Luis Alberto Salazar-Simpson, presidente de la Fundación Orange, y Manuel Gimeno, director general de la Fundación Orange, fueron los encargados de presentar el informe.

Según el Índice eEspaña 2009, España se encuentra en la decimosexta posición de la tabla, muy cerca de la media europea, cuando por la estructura de su economía en los sectores intensivos de las TIC debería encontrarse alrededor de la vigésima. El informe concluye que esta ventaja se ha conseguido gracias al, posiblemente, más importante esfuerzo inversor público en Sociedad de la Información en Europa. El presupuesto de las administraciones públicas para el desarrollo e impulso de las Tecnologías de la Información y Comunicación superó los 2.000 millones de euros en 2008.

De cara al futuro, el informe destaca que esta situación se podrá sostener o bien manteniendo el esfuerzo de inversión o bien acometiendo políticas que lleven a un cambio en la estructura económica del país. De no cumplirse ninguno de estos dos supuestos, es probable que la inercia de la estructura productiva haga que España vuelva a posiciones más retrasadas en el grado de desarrollo de la Sociedad de la Información.

El cálculo del Índice eEspaña 2009 confirma el crecimiento generalizado del grado de desarrollo de la Sociedad de la Información en Europa, si bien se han dejado notar los efectos de la situación económica, que han ralentizado el crecimiento frente a años anteriores. En esta edición, el Índice eEspaña ha registrado algunas variaciones en las variables que evalúa, otorgando mayor importancia al uso de las TIC, frente al entorno o al acceso. De esta forma, el Reino Unido ha sido el único país que ha retrocedido en su puntuación, alejándose del líder, que este año es Noruega, un país no tan bien posicionado en términos de entorno y acceso TIC, pero con niveles de uso muy elevados. A continuación se sitúan Finlandia, Suecia, Dinamarca y Holanda.

A pesar de la mejora registrada, se muestra que los objetivos de la Agenda de Lisboa para 2010 distan de poder ser conseguidos por una buena parte de los países miembros de la UE si se analiza la distancia existente entre la media de varios de los indicadores y el objetivo fijado.

Entre los aspectos más destacados del desarrollo de la Sociedad de la Información en España, sobresale el liderazgo en la banda ancha fija y móvil. Por ejemplo, se ha duplicado el número de usuarios con teléfonos compatibles con tecnologías de banda ancha móvil, hasta los 15,6 millones de dispositivos, y el porcentaje de hogares que acceden a Internet con banda ancha es del 45%. Por otro lado, el 73,7% de los internautas españoles mayores de 15 años son usuarios de redes sociales, sólo por detrás de los usuarios del Reino Unido, con casi el 80%. Asimismo, España está a la cabeza de Europa en la emisión de DNI electrónico, con casi 10 millones de documentos emitidos.

En el otro extremo, la informatización pendiente de las PYME, la tasa de usuarios de Internet, la innovación y su plasmación en patentes son, entre otros, los puntos que tiran para abajo de nuestra calificación, junto con el comercio electrónico, donde el aumento de las ventas se debe más al incremento del volumen de transacciones de los usuarios que ya compraban en Internet que a la incorporación de nuevos compradores on-line.

Imagen de la presentación